La obligación de facturar, podremos cumplirla en determinados supuestos mediante lo que se ha dado en llamar factura simplificada, que viene a ser una modificación de los antiguos Tickets.

Realmente, aunque veremos que cualquier empresario puede realizarlas en determinadas situaciones, están hechas para quien están hechas, es decir para aquellos empresarios o profesionales, que por su volumen de operaciones diarias y las características del negocio (estar enfocado a particulares) no tienen la infraestructura administrativa y ofimática adecuada para poder expedir facturas normales sin perder agilidad en su negocio.

Incluso existen determinados supuestos (muy raros), en los que a través del departamento de Gestión Tributaria de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, se nos podrá autorizar a  la inclusión de menos menciones de las que se requieren y será mucho más  cómodo, pero también nos pueden exigir incluir  mayor numero.

Realmente para el resto de empresarios, no supone ningún beneficio especial, y a demás este tipo de facturas no le sirven al destinatario para poder deducirse el I.V.A., de tal forma que si eres empresario o profesional y adquieres un bien o servicio del que vas a poder deducir el I.V.A., solicita que te den factura normal, ya que existe obligación de ello.

 

1.- Casos en los que cualquier empresario o profesional podrá expedir factura simplificada:

  • a) Cuando su importe no exceda de 400 euros, Impuesto sobre el Valor Añadido incluido, o
  • b) cuando deba expedirse una factura rectificativa.

 

  1. Sin perjuicio de lo dispuesto en el apartado anterior, los empresarios o profesionales podrán igualmente expedir factura simplificada y copia de ésta cuando su importe no exceda de 3.000 euros, Impuesto sobre el Valor Añadido incluido, en las operaciones que se describen a continuación: (es decir solo para empresarios o profesionales que realicen estas actividades siempre que la factura no exceda I.V.A incluido de 3.000€)
  • a) Ventas al por menor, incluso las realizadas por fabricantes o elaboradores de los productos entregados.
A estos efectos, tendrán la consideración de ventas al por menor las entregas de bienes muebles corporales o semovientes (partes del patrimonio del sujeto, o elementos de este que es capaz de moverse por si solo) en las que el destinatario de la operación no actúe como empresario o profesional, sino como consumidor final de aquellos. No se reputarán ventas al por menor las que tengan por objeto bienes que, por sus características objetivas, envasado, presentación o estado de conservación, sean principalmente de utilización empresarial o profesional.
  • b) Ventas o servicios en ambulancia.
  • c) Ventas o servicios a domicilio del consumidor.
  • d) Transportes de personas y sus equipajes.
  • e) Servicios de hostelería y restauración prestados por restaurantes, bares, cafeterías, horchaterías, chocolaterías y establecimientos similares, así como el suministro de bebidas o comidas para consumir en el acto.
  • f) Servicios prestados por salas de baile y discotecas.
  • g) Servicios telefónicos prestados mediante la utilización de cabinas telefónicas de uso público, así como mediante tarjetas que no permitan la identificación del portador.
  • h) Servicios de peluquería y los prestados por institutos de belleza.
  • i) Utilización de instalaciones deportivas.
  • j) Revelado de fotografías y servicios prestados por estudios fotográficos.
  • k) Aparcamiento y estacionamiento de vehículos.
  • l) Alquiler de películas.
  • m) Servicios de tintorería y lavandería.
  • n) Utilización de autopistas de peaje.

 

  1. El Departamento de Gestión Tributaria de la Agencia Estatal de Administración Tributaria podrá autorizar la expedición de facturas simplificadas, en supuestos distintos de los señalados en los apartados anteriores, cuando las prácticas comerciales o administrativas del sector de actividad de que se trate, o bien las condiciones técnicas de expedición de las facturas, dificulten particularmente la inclusión en las mismas de la totalidad de los datos o requisitos previstos en el artículo 6. ( que comentaremos más adelante)
  2. No podrá expedirse factura simplificada por las siguientes operaciones:
  • a) Las entregas de bienes destinados a otro Estado miembro a que se refiere el artículo 25 de la Ley del Impuesto.(Entregas intracomunitarias)
  • b) Las entregas de bienes a que se refiere el artículo 68.Tres y cinco de la Ley del Impuesto (venta a distancia) cuando, por aplicación de las reglas referidas en dicho precepto, se entiendan realizadas en el territorio de aplicación del Impuesto.
  • c) Las entregas de bienes o las prestaciones de servicios que se entiendan realizadas en el territorio de aplicación del Impuesto, cuando el proveedor del bien o prestador del servicio no se encuentre establecido en el citado territorio, el sujeto pasivo del Impuesto sea el destinatario para quien se realice la operación sujeta al mismo (por inversión del sujeto pasivo) y la factura sea expedida por este último (o sea,  por el que recibe el bien o servicio y factura en nombre del prestador o vendedor)  con arreglo a lo establecido en el artículo 5 de este Reglamento.
  • d) Las entregas de bienes o prestaciones de servicios a que se refiere el artículo 2.b).a´) y b´) es decir.(a´) Cuando la operación esté sujeta en otro Estado miembro, el sujeto pasivo del Impuesto sea el destinatario para quien se realice la operación y la factura no sea materialmente expedida por este último en nombre y por cuenta del proveedor del bien o prestador del servicio.
  • b´) Cuando la operación se entienda realizada fuera de la Comunidad.

 

En próximas entregas, veremos cuales son los requisitos de las facturas normales y simplificadas, y las diferencias que existen entre ellas.